La ciencia en España no necesita tijeras

Hay miles de motivos para no recortar el presupuesto en ciencia pero mi motivo es que este recorte lo sufrirán las bases del sistema científico. Lo sufrirán los trabajadores precarios que son el eslabón más débil de la cadena.

La ciencia española no necesita tijeras

El esfuerzo de inversión en ciencia que se ha producido en los últimos años es considerable. Aún así el sistema científico español continúa plagado de inconsistencias y “trampas” que lo sitúan en una posición vulnerable. Una de estas trampas es la ausencia de una carrera científica definida y la situación precaria de gran parte del personal que trabaja para la ciencia (porque no solo los científicos sufren la precariedad sino todo el que se arrima a este mundo como, por ejemplo, los técnicos). Si a esto se le une un recorte en los presupuestos apaga y vámonos.

Que nadie se engañe, no se puede tener ciencia sin invertir dinero. El recorte en la financiación supone un duro varapalo para el sistema científico en general y en particular para la gente que trabaja en el de forma precaria. Esta gente será la que sufrirá el recorte a pesar de todas las buenas intenciones del mundo. Notad que el recorte de ninguna manera afectará a los funcionarios y personal que tiene un sueldo fijo y que hay muy poco margen para maniobrar.

Por último me gustaría enlazar a la Carta Europea del Investigador y Código de Conducta para la Contratación de Investigadores donde se dejan bien claro cuales son las bases de un sistema científico sano. Si tan solo se cumpliera esto y los presupuestos fueran estables otro gallo nos cantaría.

Tags:

Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *